Teletrabajo durante la
Pandemia de COVID-19

Recomendaciones para las empresas

Acogiéndose a las recomendaciones de los organismos sanitarios, y especialmente tras la declaración del estado de alarma por COVID-19, muchas empresas han puesto en marcha el teletrabajo de forma inmediata. Una medida que contribuye de manera importante al confinamiento de la población trabajadora y a prevenir el contagio por el virus, al evitar el desplazamiento de muchos trabajadores y minimizar de forma significativa el contacto persona a persona.

El Teletrabajo supone entonces una modalidad de organización del trabajo clave para reducir el número de personas expuestas al Coronavirus. Por ello desde el Gobierno mediante la aprobación del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, ha indicado de forma explícita a las empresas las consideraciones en la aplicación del teletrabajo durante la crisis sanitaria:

Artículo 5. Carácter preferente del trabajo a distancia.

"Las medidas excepcionales de naturaleza laboral que se establecen en la presente norma tienen como objetivos prioritarios garantizar que la actividad empresarial y las relaciones de trabajo se reanuden con normalidad tras la situación de excepcionalidad sanitaria.

En particular, se establecerán sistemas de organización que permitan mantener la actividad por mecanismos alternativos, particularmente por medio del trabajo a distancia, debiendo la empresa adoptar las medidas oportunas si ello es técnica y razonablemente posible y si el esfuerzo de adaptación necesario resulta proporcionado. Estas medidas alternativas, particularmente el trabajo a distancia, deberán ser prioritarias frente a la cesación temporal o reducción de la actividad.

Con el objetivo de facilitar el ejercicio de la modalidad de trabajo a distancia en aquellos sectores, empresas o puestos de trabajo en las que no estuviera prevista hasta el momento, se entenderá cumplida la obligación de efectuar la evaluación de riesgos, en los términos previstos en el artículo 16 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, con carácter excepcional, a través de una autoevaluación realizada voluntariamente por la propia persona trabajadora".

Con el objetivo de proporcionar herramientas a las diferentes empresas para que puedan gestionar adecuadamente el teletrabajo, se proporciona la siguiente información:

Guía de recomendaciones para los trabajadores, indicando medidas preventivas recomendadas para minimizar los riesgos laborales del teletrabajo.

Cuestionario de autoevaluación de las condiciones de teletrabajo, para asegurar que los trabajadores mantienen las condiciones de seguridad y salud en sus domicilios.


Guía de recomendaciones Teletrabajo

Guía de recomendaciones Teletrabajo

  • Escoger un lugar que también reúna las condiciones suficientes que eviten los ruidos externos (tráfico, vecindario, etc.) y los propios de la casa (visitas, niños, tareas domésticas, etc.). Para trabajos que requieran concentración, el nivel sonoro continuo debe ser lo más bajo posible y no exceder de los 55dBA.
  • Elegir el mobiliario de trabajo más ergonómico posible y que tenga la superficie mate. Los materiales brillantes reflejan y producen deslumbramientos.
  • Pasar los cables eléctricos y líneas telefónicas junto a las paredes y evitar que queden en medio de zonas de paso o colgando en exceso de la mesa de trabajo.
  • Establecer reuniones periódicas con personas relacionadas con la propia actividad (novedades, métodos de trabajo, problemas, etc.) para reforzar la función social que cumple el trabajo y minimizar el riesgo de aislamiento. Organizar sistemas para obtener respuestas a consultas en un tiempo breve (correo electrónico, fax, etc.)
  • Intentar separar el trabajo de la familia. En ocasiones, la familia suele ser objeto de la tensión laboral de la persona teletrabajadora puesto que el ámbito laboral y el familiar están unidos físicamente y no se dispone del apoyo social que se encuentra en una empresa.
  • Prestar una especial atención a la iluminación. Las personas que ejercen el teletrabajo pasan mucho tiempo frente a una pantalla y pueden sufrir una importante fatiga visual.

    Este problema disminuye con una adecuada iluminación de la zona de trabajo. La luz natural es lo más recomendable, pero como sufre muchas variaciones hay que complementarla con iluminación artificial.

  • Situar el ordenador de manera que la luz natural, la de los fluorescentes, bombillas o focos del recinto incidan lateralmente en la pantalla y no de frente o por detrás del usuario, de modo que se eviten los reflejos.
  • Hacer pausas de 10 a 15 minutos cada dos horas de trabajo para contrarrestar la fatiga física y mental. Este problema es usual entre las personas que trabajan de forma muy continuada con ordenadores. Los descansos cortos y frecuentes son mejores que los largos porque impiden que se llegue a alcanzar la fatiga. Cuando una persona ya está cansada es más difícil que se recupere.
  • Designar unas horas concretas al día o a la semana para atender las demandas de la empresa contratante o de los clientes. De este modo, la persona teletrabajadora puede organizar mejor su tiempo libre y eliminar interrupciones que interfieren en el trabajo.
  • Destinar un área de la casa que disponga del espacio necesario para el mobiliario de trabajo, de luz natural y que pueda quedar aislada del resto de la vivienda (pestillo, llave, etc.), con el fin de controlar situaciones que puedan interrumpir el trabajo y proteger la información que se usa o la tarea que se realiza.
  • Seguir un plan establecido que esté adaptado al tiempo y a las necesidades de cada persona, aprovechando las ventajas que ofrece la flexibilidad horaria. Es conveniente planificar horarios, pausas y plazos de entrega porque el autocontrol del ritmo de trabajo también puede implicar un exceso de dedicación y dar lugar a una sobrecarga de actividad o, incluso, crear adicción al trabajo (workaholism)

Cuestionario de autoevaluación de las condiciones de teletrabajo

Las preguntas que encontrará a continuación, tienen por objetivo verificar que las condiciones de trabajo con ordenador en tu domicilio siguen las indicaciones de seguridad y salud establecidas por la normativa vigente. Si dichas condiciones son correctas, debes marca Sí.

En el caso de no ser correctas, marcar NO, siendo estas condiciones las que se deberán de acondicionar en la medida de lo posible.

El cuestionario de evaluación para conocimiento del trabajador, por lo que no tiene que remitirlo al servicio de prevención.

Datos Personales

Equipos y conexiones

Capacidad de rendimiento y memoria suficiente, sistema operativo y antivirus actualizados, etc.

Pantalla del Ordenador

La distancia recomendada es de 40 cm o superior respecto a los ojos del usuario.

Pantalla ordenador Pantalla ordenador

Teclado y Ratón

Teclado y Ratón Teclado y Ratón

Mesa / Superficie de Trabajo

Superficie de Trabajo

Silla de Trabajo

Silla de Trabajo Silla de Trabajo

Entorno de Trabajo

  • Para trabajos con ordenador se recomiendan 500 lx aproximadamente.
    Compruébalo colocando un documento sobre la mesa y viendo que puedes leerlo sin forzar la vista o inclinar el cuello.
  • Se recomienda situar la pantalla en paralelo a luces y ventanas, nunca de espaldas ni de frente a ellas. O bien disponer de estores y cortinas para mitigar la entrada directa de luz solar.
  • Se recomienda una temperatura de: Verano 23ºC-26ºC, Invierno 20ºC-24ºC. La humedad recomendad es de 45-65%.
  • Valora si tu lugar de trabajo está libre de fuentes de ruido que puedan interferir en la tarea (ruido de la calle, o el procedente de otras personas o máquinas en tu propio domicilio)

Políticas de Privacidad


TQS Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín para obtener más información sobre el Grupo TQS Salud.

Powered by Science & Marketing